Aunque se levante el gigante, confía en Dios.